30 de diciembre de 2020

¿Y si el destino existe? (Yoly Mosteiro)

Título: ¿Y si el destino existe?
Autor: Yoly Mosteiro
Número de páginas: 416
Encuadernación: Digital
Editorial: eTerciopelo
Lengua: Castellano
Año de publicación: 2020

¡Pasen y vean, damas y caballeros! No, no estoy anunciando ningún tipo de espectáculo, aunque mi vida bien podría serlo. Soy Hanna, tengo una profesión poco femenina que os invito a descubrir, y soy rubia, pero sin un pelo de tonta. Mi personalidad se compone de una serie de virtudes a cada cual más interesante. Soy desordenada, malhablada, tardona, irresponsable, incluso hombreriega. Espera, espera, que esta palabra no existe. ¿Cómo es el equivalente femenino de mujeriego? ¿Que no hay? Pero me entendéis, ¿no? La ingenuidad y la inocencia las perdí al mismo tiempo que los granitos de la pubertad, así que no permito que ningún hombre se ría de mí. Si soy sincera, solo uno lo ha hecho. Fue en el instituto y desde aquel momento decidí que no iba a volver a ocurrir. Nunca. Jamás. Sí. Me gusta el sexo. Y No. No quiero casarme, tener medio millón de hijos y dedicarme a cuidar de mi familia. Así que disfruto del sexo cómo, cuándo y con quien me da la gana. Digamos que soy una mujer del siglo XXI, independiente, liberal y que sabe muy bien lo que quiere. Pero también soy mucho más profunda que eso y os invito a descubrirlo.

“Me lo pasé tan bien contigo esa tarde que quise besarte. Necesitaba hacerlo, como si algo en ti me hubiese atrapado, como si de repente todo estuviese en su sitio. Como si todas las piezas de mi puzle se hubiesen encajado como por arte de magia”

Lo que más me ha gustado es, sorprendentemente, que el libro no tiene nada que ver con la sinopsis. Esperaba la típica chica dura que ni siente ni padece por nadie, y que solo piensa en sí misma. Pero ¡para nada! Y eso es lo que más me ha gustado. Que ha sido mejor de lo que esperaba y me ha dejado con la boca abierta. .

Lo que menos me ha gustado, quizá, es cómo se ha narrado el pasado de Hannah. Me hubiera gustado más detalles y no solo unos resúmenes. Creo que esa parte de la historia tendría muchísimo más impacto de haberse desarrollado diferente.

“Si el destino existe y pretende que tú y yo estemos juntos, es un necio”

Es la primera vez que leo a Yoly Mosteiro, una autora que contactó conmigo para reseñar su libro. El lenguaje que utiliza es muy sencillo y es que, tras leer la sinopsis, era de esperar. Como si Hannah estuviera tomando un café contigo y te contase su historia. Esperaba un lenguaje vulgar pero, como he mencionado antes, me ha sorprendido en todos los sentidos.

El libro está narrado en primera persona, por Hannah; y está distribuido en 24 capítulos más el epílogo. Lo puedes adquirir de forma digital en la página de la editorial, Roca. ¡Os esperan 228 páginas llenas de giros inesperados!

“Quiero pedirte un favor. Sé que no tengo derecho, pero, solo dame unos minutos así, sin discutir. Déjame fantasear aunque solo sea un instante”

En cuanto a los personajes, Hannah será nuestra protagonista. Le encanta ir de fiesta, viajar (que lo hace muchísimo por su trabajo como camionera), es sincera como la que más y le encanta desmentir el mito de que los hombres son los únicos que son mujeriegos; sino que las mujeres también pueden ser hombreriegas.

Jess es la hermana de Hannah, quien le apoya y está a su lado desde siempre. Tienen una bonita relación aunque, según Hannah, Jess se comporta peor que una madre. Pero es lo que tienen las hermanas, ¿no? Que nunca nunca se despegan de ti, ni aunque lo desees con todas tus ganas.

También aparecen las mejores amigas de Hannah y Jess, Tati y Sandra, las cuales están igual o peor que Hannah; siempre dispuestas a apoyar a Hannah en sus locuras.

Y, ¿él? Él es un amor de persona. Un chico atento, cariñoso y muy dulce. Es el chico perfecto, quien se convertiría en el amor de tu vida en cuestión de segundos. Su historia es preciosa, aunque también muy dura.

“Sé que me porté mal contigo y que no merezco nada, pero me gustaría que al menos te reconocieras a ti misma que esos meses juntos fueron maravillosos y, sobre todo, que lo que sentíamos era real. Nos queríamos, Han”

¿Y si el destino existe? es una novela perfecta para un triple D: descarada, divertida y dulce. La historia de Hannah será tan suya como tuya; y solo tendrás ganas de averiguar por qué Hannah no permite que ÉL no pueda ser ÉL.

21 de diciembre de 2020

La promesa de Julia (Blue Jeans)



Título: La promesa de Julia
Autor: Blue Jeans
Número de páginas: 544
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: Planeta
Lengua: Castellano
Año de publicación: 2020
Cuando Julia comienza a estudiar Criminología en la universidad, uno de sus profesores percibe enseguida que la inteligencia de la joven destaca por encima de la de los demás y decide plantearle un controvertido ejercicio: analizar el caso de Pedro Juncosa, un psicólogo que murió ahorcado cinco años atrás. Todo parece indicar que aquel hombre se quitó la vida, pero la opinión del profesor y las posteriores investigaciones que hace le generan muchas dudas a Julia. ¿Realmente fue un suicidio? ¿Qué queda de aquel crimen si no fue una muerte voluntaria? Este nuevo caso altera, sin desearlo, todo lo que la chica tiene a su alrededor, incluida su historia de amor. Además, su inseparable amigo Emilio conoce en la universidad a una extraña joven que le recuerda a Aurora, la chica invisible, quien esconde un complicado pasado. Y Vanesa, que se ha recuperado completamente y trabaja ahora en el hotel de sus padres, recibe una visita inesperada que le complicará la existencia. La muerte vuelve a sacudir la vida de la chica de la mente maravillosa. Siete sospechosos. Amistades peligrosas. Amores. Desengaños. Mentiras. Y giros impredecibles. La historia más Blue Jeans de todas, en la que se mezcla la esencia de sus doce novelas anteriores. El juego ha comenzado.

¡Atención! Contiene spoilers de la primera parte, La chica invisible.
¡Atención! Contiene spoilers de la primera parte, Puzle de Cristal.


Sinceramente, no sé cómo empezar esta reseña. Nunca me había enfrentado a un libro que esperaba con MUCHÍSIMAS ganas y que ha terminado siendo una decepción. El primer y el segundo libro de la trilogía “La chica invisible” fueron de mis mejores lecturas. Me dejaron anonadada con la pluma del autor, y ese ansia por continuar leyendo era algo que no controlaba. Y, la verdad, esperaba el mismo resultado con esta tercera entrega. 

Debido a la pandemia, la fecha de lanzamiento inicial tuvo que ser aplazada unos meses hasta que la situación se controlara. Y, a pesar de que el epílogo de la segunda parte me dejó descolocada, necesitaba respuestas. 

En fin, siento si esta reseña será demasiado negativa; pero fue una gran decepción.
“Las prisas son malas consejeras y la paciencia es un elemento clave”
Quiero recalcar que, la primera parte de la trilogía, me pareció espectacular. Blue Jeans se enfrentaba a un nuevo género como escritor: el thriller; acostumbrado a la romántica, decidió tirarse a la piscina y el resultado fue magnífico.

Con la segunda parte, a pesar de que no le veía relación con la primera parte, también estuvo muy bien. Fue tal el enganche que leía más de 200 páginas diarias. Y eso que tenía las páginas pactadas debido a una lectura conjunta que estaba haciendo con unas bookstagrammers. .

Y, con esta tercera parte, hice la misma lectura con las mismas chicas. Todas estuvimos de acuerdo en que este libro fue el menos Blue Jeans que nunca. No encontramos ninguna relación con la idea inicial: Aurora Ríos, la chica asesinada en “La chica invisible”.
“Cada vez está más intrigada y tiene la sensación de que ya no sabe qué es cierto y qué no”
Es posible que, en otras circunstancias, el libro hubiera sido magnífico. Pero, tras leer los dos anteriores, se quedó en un lugar muy muy bajo. Los personajes, sus decisiones, incluso sus comportamientos, eran totalmente diferentes a los conocidos en las anteriores entregas. No los reconocí en ningún momento.

Julia, en esta ocasión, fue un personaje que no terminó de convencerme. De verdad, no reconocía sus reacciones ni su comportamiento. Como tampoco su relación sentimental con Vanesa, la cual está cogida con pinzas (no soy homofóbica ni estoy en contra del colectivo LGTB, pero me da la sensación de que el autor quiso meter una relación de ese estilo para fomentarlas). Y esto, lo menciono, ya que en la primera parte estaba enamorada de Iván y, en la segunda, de Emilio. En ningún momento se dio a entender que le gustasen las mujeres.

Emilio, mientras cursa la carrera en la universidad, conoce a Claudia; una chica de lo más peculiar. Otro personaje que no conseguía encontrarle relación con Emilio. Como si el autor quisiera que cada personaje tuviera su final feliz, aunque dicho personaje no le conviniera lo más mínimo.

Y podría mencionar otros personajes que me han dejado sin palabras, pero no quisiera alargarme mucho más en este punto.
“¿Me echarás una mano? Eres mi última esperanza para recuperar a Sofía”
En cuanto a la trama, me pareció súper interesante desde un principio; pero, después de dar vueltas y más vueltas al asunto, aparecen más tramas secundarias que ya no sabes por cuál decantarme. No sería un problema de no ser porque no tenían ningún vínculo entre sí. Y dichas sub-tramas terminaban por dejar en un segundo plano a la trama principal (que, en este ocasión, sería el suicidio que en realidad creían que no lo era) y se convertían en un circulo vicioso que se enrollaban de tal forma que confundía al lector.

Además, se incorporan nuevos personajes a la larga lista que aparece en la primera página; la cual tuve que revisar en diversas ocasiones porque ya no sabía en qué momento aparecían o de qué trataba su trama.

Por no hablar del epílogo que, en fin, aquello me dejó sin palabras. No entendí absolutamente nada.
“No es fácil levantarse cada mañana y encontrarse con que nada ha cambiado. Que todo sigue igual. Y tener la certeza de que no hay posibilidades de mejorar”
No me gusta escribir reseñas negativas; y mucho menos de una trilogía que he disfrutado mucho con las anteriores partes. Supongo que tuve (o tuvimos, ya que las demás chicas compartían mi opinión) demasiadas expectativas, y ya sabemos que las expectativas nos juegan malas pasadas.

De todas formas, os animo a leer la trilogía. De verdad. La primera parte es espectacular, y la segunda parte también. Las recuerdo con muchísimo cariño, y no quisiera que la tercera parte arruinara la sensación que tuve al leerla.
“Hay muchas cosas que la gente lee en las novelas policíacas o ve en las películas y las series de televisión que son muy diferentes en la vida real”
La promesa de Julia es la tercera parte de la trilogía “La chica invisible”, la cual cierra la historia de Julia, Emilio y compañía. Una novela que será crucial para que los personajes pisen el freno y tomen una decisión que podría cambiar el rumbo de su futuro.

18 de diciembre de 2020

Todos mis amigos (Susana Rubio)


Título: Todos mis amigos
Autor: Susana Rubio
Número de páginas: 416
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: Montena
Lengua: Castellano
Año de publicación: 2020

Noa continúa enfadada con Enzo y él no logra quitársela de la cabeza. ¿Qué papel desempeñará en su historia el nuevo paciente de Noa? ¿Y Alicia? Luna vive unos de sus sueños adolescentes: estar con Sergio, pero no todo va a resultar fácil. ¿Qué impedimentos van a tener que superar? Penélope ha tomado una decisión casi sin pensar: vivir con su nuevo chico. ¿Qué lección le va a dar la vida esta vez? Edith y Martín no se hablan, pero se buscan. El futuro les depara una sorpresa y una gran decisión que deberán tomar juntos. , ¿Qué ocurrirá? Cuatro historias que se entrelazan continuamente, ocho amigos que crean un pequeño universo en el que podrás descubrir qué es lo realmente valioso en esta vida: el amor y la amistad.

¡Muchas gracias a la editorial Montena y a la autora, Susana Rubio, por el envío del ejemplar! Susana Rubio es una de mis autoras favoritas nacionales, y es impensable que falte en mi estantería. Por eso necesitaba esta nueva bilogía en mi poder.


¡Atención! Contiene spoilers de la primera parte, Todas mis amigas.

Lo que más me ha gustado de la novela es Martín. Si en la anterior reseña recalqué a todos los personajes, en este solo puedo hacerlo con él. A mi parecer, es el personaje que más evoluciona de un libro a otro. Si bien es cierto que se vuelve un poquito capullo, es capaz de tragarse el orgullo y pedir perdón. Y eso lo valoro mucho en un personaje.

Lo que menos me ha gustado es que tuviera narrado a ocho voces (o nueve o diez, no lo recuerdo bien). Los ocho personajes principales cogen el mando de la situación y encontramos diversidad de opiniones, pensamientos y sensaciones. No me habría supuesto un impedimento de no ser porque, cuando empezaba un nuevo capítulo, el personaje te hacía un mini resumen de lo que habías leído en el capítulo anterior. Se me hizo un poco pesado.

“Amar a alguien no significa meterte en una prisión, al contrario”

Diría que esta es la sexta vez que leo a Susana Rubio. Tengo todos los libros que ha publicado con Montena, y ojalá tenga el placer de leer los siguientes. Es una autora que no falta en mi estantería. Su pluma es tan sencilla que, simplemente, me encanta.

No sabría decir qué libro de la bilogía me ha durado menos, pero sin duda la revolución de Susana continúa en auge. Su vocabulario es muy ágil, coloquial, divertido. Ocho amigos, ocho personalidades diferentes. Estoy segura de que la autora ha indagado para construir la psicología de cada personaje, pues se nota que hay mucho trabajo detrás de esta bilogía.

Y me encantaría recalcar como Susana ha dado voz al maltrato, ya sea psicológico o físico, de modo que incentiva a que sus lectores no se callen y tomen las medidas legales que sean convenientes. Como bien dicen: nunca terminas de conocer a una persona, por muchos años que hayas compartido con esa persona.

“Valorarte es encontrar un amigo con el que compartir tu vida”

En cuanto a los personajes, tenemos a Martín; que, como he dicho antes, es mi favorito. Alguien con mucho orgullo, que no muestra sus sentimientos al exterior, que no soporta las relaciones formales. Pero también alguien que sabe rectificar cuando está equivocado, que sabe escuchar y ser comprensivo. Ojalá más Martines en el mundo.

Hugo, el chico que robaría el suspiro a cualquier mujer. Si bien en la anterior novela me pareció muy dulce y comprensivo, en esta he tenido conflicto con sus actitudes infantiles e irracionales. Se podría justificar como inseguridad, pero llegó un punto en que le habría dado un par de bofetadas.

Sergio… ¡qué voy a decir malo de él! A pesar de que Martín es el que más ha evolucionado, Sergio es un personaje que se ha mantenido igual. Porque, sencillamente, es perfecto y no necesitaba cambiar ni un ápice de su personalidad. Es maduro, debido a su pasado; y siempre buscará lo mejor para Luna.

Y, por último, Enzo. Diría que es el personaje que menos me ha gustado, más que nada por su relación con Noa. Por desgracia, su negativa es debido a Noa; el personaje que peor ha evolucionado en la bilogía (a mi parecer) por todos sus rechazos. Por esas idas y venidas que volvían loco a Enzo y que, inevitablemente, tenía la cabeza hecha un lío.

“Dentro de mi cabeza tengo cientos de bulldogs francés saltando de un lado a otro, pidiendo comida y rompiéndolo todo a su paso”

Todos mis amigos es la segunda parte de la bilogía, la cual pone fin a las historias de los ochos personajes. Una novela más madura, con más frentes abiertos que cerrados, que determinarán el futuro de cada uno.

27 de noviembre de 2020

¿Quién se ha llevado a Daisy Mason? (Cara Hunter)

Título: ¿Quién se ha llevado a Daisy Mason?
Autor: Cara Hunter
Número de páginas: 416
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: Duomo
Lengua: Castellano
Año de publicación: 2020

Durante una fiesta en una tranquila casa de las afueras de Oxford, una niña desaparece misteriosamente. Ninguno de los vecinos ha visto qué ha ocurrido con Daisy, o, al menos, así lo afirman. El inspector Adam Fawley trata de no llegar a conclusiones precipitadas, pero sabe que nueve de cada diez veces, el culpable es alguien a quien la víctima conocía. Lo que significa que alguien miente. Y que la carrera contrarreloj para encontrar a Daisy ha comenzado.

“Y entonces me viene a la cabeza, como ocurre a veces. Es imposible prepararse para ello o evitarlo; pero de pronto tu cerebro, que has mantenido cuidadosamente sellado, se ve asaltado por un recuerdo no deseado”

Lo que más me ha gustado de la novela es la crítica hacia las redes sociales, más en concreto a Twitter. Cada usuario creaba su propia historia, sin tener en cuenta los sentimientos de los implicados. Culpaban y juzgaban sin conocer los detalles; incluso llegan a las amenazas. Una realidad que, por desgracia, también se vive en la época actual de las redes sociales.  

Lo que menos me ha gustado, quizá, es el final. Es decir, es un final potente; el cual no te esperas para nada (en ningún momento pensé que esa sería la resolución). ¿El problema? Que no llegué a entender algunas páginas, por lo que no pude comprender algunas decisiones de diversos personajes.

“En la sala se instala una sensación extraña; la he percibido otras veces. Es una sensación de avance que en realidad no es tal, porque lo único que permite es descartar una posibilidad en lugar de acercarte a la verdad. Una sensación de que las piezas empiezan a encajar lentamente, aunque sigues sin ver el dibujo completo. Pero en todo resto hay una pieza que de repente resulta muy sombría”

Es la primera vez que leo a Cara Hunter y, ¡madre mía!, qué ganas tengo de leerla otra vez. Por suerte, habrá una serie de libros protagonizados por el inspector Fawley. ¡Eso no me lo pierdo!  

La pluma de Hunter es adictiva, y sabe como jugar con tu cabeza para que creas quien es el culpable de la desaparición. Hay giros inesperados, diálogos que hay que leer entre líneas, secretos que se desvelan página a página… Es imposible soltar sus páginas.

Eso sí, algo que no me ha gustado de la estructura del libro es la falta de capítulos. Estamos acostumbrados a que los libros estén divididos en capítulos, pero, en esta ocasión, no es así. Me ha creado un poco de rechazo, a pesar de que hay divisiones al cambiar de escena.

“Le sorprendería saber de qué son capaces los niños si los presionan, aunque tengan solo ocho años”

En cuanto a los personajes, son todo un enigma. A quien mejor conoceremos será al inspector Fawley, alguien que trabaja día y noche para encontrar a Daisy. Pero él también esconde un secreto, el cual descubriremos a medida que avanza la historia, aunque seguramente sabremos más de dicho suceso en los siguientes libros.

Los principales sospechosos son los padres de Daisy. Un matrimonio que se rige por las apariencias y que son el claro ejemplo de que nadie es lo que parece; pues esconden demasiados secretos que se irán revelando poco a poco. Otro sospechoso es el hermano de Daisy, Leo, un pequeño que también esconde más de lo que dice; aunque no dudaremos de los sentimientos hacia su hermana.

También aparecen más personajes: amigos de la familia, profesores de Daisy; incluso un chico misterioso que merodeaba a Daisy durante el recreo. 

“Lo diré ya, antes de empezar. No les gustará, créanme. He hecho esto más veces de las que estoy dispuesto a castigarme recordando. En un caso como este —un niño—, 9 de cada 10 veces el responsable es alguien del círculo más cercano. Un familiar, un amigo, un vecino, alguien de la comunidad. No lo olviden. Por afligidos que los vea, por poco probable que parezca, ellos saben quién ha sido. Tal vez no de manera consciente y tal vez no todavía. Pero lo saben”

¿Quién se ha llevado a Daisy Mason? es un thriller recomendado para aquellos disfrutan del género, donde seguimos el desarrollo de la desaparición de Daisy, además de ser una magnífica crítica social hacia las redes sociales y el daño que originan a las personas implicadas.