3 de junio de 2019

Kaden (Sofía Ortega)


Título: Kaden
Autor: Sofía Ortega
Número de páginas: 588
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: Autopublicado
Lengua: Castellano
Año de publicación: 2019

Había una vez tres hermanos médicos a quienes llamaban «los tres mosqueteros» porque eran inseparables, porque se cubrían las espaldas, porque adonde iba uno los otros lo seguían y, sobre todo, porque los tres eran irresistibles...Kaden, el pequeño, era el romántico, el despistado, el que siempre sonreía... hasta que la chica de las converse perfectas se convirtió en su único pecado... Dos corazones heridos... Un amor prohibido... Una tentación irresistible...


¡Atención! Contiene spoilers de la primera parte, Bastian.
¡Atención! Contiene spoilers de la segunda parte, Evan.

«Los Tres Mosqueteros» está compuesto por los hermanos Payne: Bastian, Evan y Kaden. Cuando eran pequeños, los tres encontraron a un perrito moribundo. Se lo llevaron a su gran mansión, lo bañaron, lo cuidaron y le dieron cobijo. Fue en ese momento cuando decidieron que serían médicos, personas dispuestas a darlo todo por la recuperación de sus pacientes.

Los tres trabajan en el mismo lugar, el Hospital General de Massachusetts. Bastian es el jefe de Pediatría; Evan, el de Oncología; y Kaden, el de Neurocirugía. Los hermanos son atractivos, exitosos y las mujeres suspiran por ellos. Pero hay una cosa que también tienen en común: ninguno ha encontrado el amor verdadero.

La tercera parte de «Los Tres Mosqueteros», Kaden, nos relatará como el hermano pequeño —el romántico, el despistado, el que siempre sonreía— se verá envuelto en el pecado de una morena con las Converse perfectas…
“¿Alguna vez has sentido que tu vida no es tu vida, sino una sucesión de escenas que debes vivir sin importar si quieres vivirlas o no, pero las vives por miedo a defraudar a los que te quieren?”
Lo que más destaco de la novela es que, en esta ocasión, conocemos a los tres hermanos en su plenitud. Kaden es el hermano que ha pasado más desapercibido en las anteriores dos entregas. Por lo que, en este título, iremos descubriendo al pequeño de los Payne.

Lo que menos destaco es, como le he comentado alguna vez a la autora, son los capítulos largos. Sofía es una escritora muy perfeccionista, que le gusta que todo esté explicado al dedillo, y eso es maravilloso para que el lector sea consciente en su plenitud de la escena… pero eso tiene un inconveniente, y es que los capítulos terminan siendo muy largos.
“Solo importaba el presente. Y eso fue lo que hizo Nicole con los ojos cerrados: no miró atrás, tampoco adelante, y sin dolor en el alma. Se aferraron el uno al otro, gimiendo, pero los sonidos los amortiguaba la música, cuya letra decía que “esas noches eran las que nunca podrían morir”, una frase que definía a la perfección lo que estaba sucediendo entre ellos”
¡He perdido la cuenta de cuantos libros he leído de esta mujer! Y admito que jamás me cansaría de leerla, pues su pluma es maravillosa. Utiliza un lenguaje muy sencillo, de tal forma que es imposible perderte nada entre líneas.

Este libro es mucho más romántico que las otras dos entregas, y se nota que Sofía ha puesto cuerpo y alma en él… porque ella también es una romántica empedernida como Kaden y se nota muchísimo. Los diálogos están muy construidos, explicando las acciones y emociones de los personajes, por lo que te pondrás en la piel de cada uno.

Es la segunda vez que trabajo como lectora cero para Sofía y, aunque Evan fue el primero, admito que Kaden me ha robado el corazón. Es un personaje con el que me he sentido identificada desde el principio, por lo que me he sentido en sus propias carnes. Además, la dedicatoria del libro está dirigida a mí, por lo que Kaden siempre siempre será muy especial…
“Las fotos solo te recuerdan momentos que no vas a volver a vivir o personas que no vas a volver a ver. Dicen que una foto es la felicidad congelada en el tiempo. Yo no lo creo así, no necesito imágenes para recordar. Si olvido algo es porque no fue importante, porque lo verdaderamente importante, aunque tu mente no lo recuerde, sí lo recuerda tu corazón”
En cuanto a los personajes, Kaden es el hermano pequeño de los Payne, el que ha pasado desapercibido en las otras dos novelas. En esta ocasión, será inevitable enamorarnos de su personaje porque conoceremos a un hombre dispuesto a ayudar a cualquier persona de su alrededor; siempre atento, siempre protegiéndoles. Un hombre que lleva su profesión tatuada en la piel y que ha trabajado como nadie para llegar a ser quien es. Y, como algunos dirían, es un héroe sin capa.

Nicole es una de las pacientes de Kaden, quien compartirá un extraño vínculo con él desde hace años. Es feliz con su vida o, al menos, es lo que dice ella a ojos de los demás. Vive encadenada a un futuro que no desea, pero prefiere seguir adelante por los errores que cometió en el pasado. Aun así, en cuanto su mirada se cruce con la de Kaden, no lo tendrá tan seguro…

El amor entre hermanos continúa presente en esta entrega. Bastian con su Cenicienta Zahira y Evan con su Bella Durmiente Rose serán testigos de la historia imposible que vivirá Kaden por Nicole; y, como es costumbre, los gruñidos de Bastian y el humor de Evan no desaparecerán durante las conversaciones.
“Mírame siempre a los ojos para que no se te olvide quién eres… Y para que no te olvide que esto no es malo… Algo que se siente tan bien no puede ser malo… ni tú lo eres… ni nosotros… ni hacerte el amor de todas las formas posibles que tengo toda la intención de hacerte… y son muchas… ¿Preparada?”
Con Kaden, se cierra el ciclo de «Los Tres Mosqueteros» y, al menos para mí, me da mucha pena. Cuando finalicé el epílogo, derramé unas (cuantas) lágrimas. Porque ya no habría más aventuras ni desventuras con los tres hermanos; ya no habría más charlas con órdenes de Bastian o comentarios neandertales de Evan o palabras malsonantes por parte de Kaden. Tres hermanos que se han ganado mi corazón desde la primera página de Bastian hasta la última de Kaden; por eso, esta trilogía siempre será muy especial para mí.
“¿No estás cansada de fingir que todo está bien, mientras te vas marchitando por dentro poco a poco? ¿No crees que ya ha llegado el momento en que empieces a vivir, pero de verdad?”
Kaden es el tercer parte de «Los Tres Mosqueteros», dando por finalizada la trilogía de los hermanos Payne. Este libro tratará sobre un amor imposible, donde ambos protagonistas tendrán que encajar las piezas de su propio puzle para encontrar la llave de la felicidad.

1 comentario:

  1. porfavor mandame el libro ,a mi tambien me encantaron solo lei los 2 primeros si no fuera un enconveniente.. porfavor muero por leerla me desvelare por leerlo pero porfavor enviame a mi correo electronico nayeli7380587115@gmail.com

    ResponderEliminar

¡Hola, lector! Gracias por pasarte por mi blog y haber leído mi entrada. ¿Te gustaría comentar algo al respecto? ¡Adelante! Me encanta leer vuestra opinión.

Por favor, en caso de que quieras dejarme la dirección de tu blog para seguirte, hay una sección correspondiente para ello: "Seamos seguidores". De todas formas, si eres nuevo por aquí y me escribes un comentario, accederé a tu blog sin ningún problema.

En cualquier caso, todos los comentarios serán devueltos. Al igual que a mí me gusta leer vuestra opinión sobre el libro que yo he reseñado, también me gusta daros mi opinión sobre el vuestro.

Por favor, en caso de haber leído el libro de mi reseña, no hagas spoilers por si algún lector está interesado en leerlo y no ha tenido la oportunidad de hacerlo.

Por último, ¡¡muchas gracias por venir!! Espero verte de vuelta por mi rinconcito.