15 de febrero de 2019

La apariencia de las cosas (Elizabeth Brundage)

Título: La apariencia de las cosas
Autor: Elizabeth Brundage
Número de páginas: 512
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: Duomo Ediciones
Lengua: Castellano
Año de publicación: 2018

En un anochecer frío, el profesor de universidad George Clare llama a la puerta de su vecino con una noticia terrible: acaba de regresar del trabajo y ha encontrado en la cama de matrimonio a su mujer, Catherine, muerta. Alguien la ha asesinado mientras Franny, la hija de tres años que tienen en común, jugaba sola en su habitación al otro lado del pasillo. No hace mucho que se han trasladado a aquella casa situada en una pequeña comunidad. Una casa que, según los habitantes del lugar, está encantada y que en el pasado fue el escenario de una siniestra vivencia.

Muchas gracias a la editorial, Duomo Ediciones, por el envío del ejemplar. Había leído que se trata de un verdadero thriller psicológico y, sin duda, las críticas eran ciertas. ¡Qué pasada de análisis!

"No conseguía superarlo. Casi todas las noches lloraba hasta quedarse dormido. 
Todo lo que conocían había cambiado. Lo único que quedaba eran 
viejos recuerdos, imágenes en la mente, postales de la persona 
que habías sido. Y al cabo de un rato ya ni siquiera sabías si eran tuyos"

La familia Clare se traslada a una pequeña comunidad debido al trabajo en la universidad de George, el hombre de la casa. Catherine y su hija, Franny, deberán acostumbrarse a la nueva casa donde —según Catherine— siente que no están solas y que hay presencias que no se ven al ojo humano.

Poco tiempo después de la mudanza, cuando George llega a casa después de trabajar, encuentra a su mujer muerta en la cama de su dormitorio. La niña de tres años, Franny, estaba jugando en la habitación de al lado cuando Catherine fue asesinada.


Los habitantes de la comunidad no tardarán en hacer sus propias hipótesis de lo que ha ocurrido. Algunos, incluso, afirmarán que ha sido asesinada por los espíritus que habitan en la casa.
"Decía que la mayoría de la gente era buena por dentro, que es lo que cuenta. Hay que darles la ocasión de demostrar su bondad, decía ella. Hay que gente más necesita más tiempo, eso es todo"
Lo que más destaco de la novela son los personajes. La autora ha creado un perfil psicológico de cada uno, de tal forma que los conoces con exactitud. Infancia, adolescencia, madurez. Conoces sus pensamientos, sus impresiones, incluso los sueños frustrados que jamás cumplieron.

Lo que menos destaco es el final. Me ha parecido muy apresurado, como si la autora estuviera buscando un final para la trama. Además, se han dejado cabos sueltos que me hubiese gustado conocer.
"El amor verdadero no se podía disfrazar, pensó, y de pronto comprendió todo lo que ella no tenía"
Es la primera vez que leo a la autora, Elizabeth Brundage, y estoy muy impresionada con su pluma. El libro está compuesto por más de 500 páginas, donde relata la vida de los personajes un año antes del terrible asesinato.

Tal y como dice el título, la novela trata sobre las apariencias. Y, como se suele decir, «las apariencias engañan». Nos enseña que, a simple vista, las personas actuamos de una manera delante de los demás; pero, cuando cerramos la puerta de casa, somos de otra manera. La realidad.

El ritmo de la trama es pausado y, en ocasiones, complejo. Pero no será un impedimento para continuar leyendo sus páginas, pues lo que buscamos es averiguar que ha pasado con el asesinato de Catherine. 
"Leía los periódicos con lupa, como quien busca pistas. Él lo llamaba interesarse de las cosas. Tenías que fijarte en el mundo que te rodea. Tenías que abrir los ojos"
Los personajes que más destacan son Catherine y George. Por un lado, Catherine es una crítica social a lo que estaban sometidos las mujeres en los años 70 y que, por desgracia, continúa ocurriendo. Mujeres que deben mantener las apariencias delante de los demás y ser la esposa perfecta de su marido, una persona que guarda silencio y asiente sin rechistar. Por otro lado, George es un hombre autoritario, un personaje al que le he cogido auténtico asco y odio.  

Aun así, trataremos con muchísimos personajes. Es un factor que no me termina de gustar en las novelas, porque la trama se vuelve confusa, pero en este caso era necesario mencionarlos para sacar nuestras propias conclusiones sobre quien podría ser el asesino.
"Cole tenía la sensación de que su tío había desaprovechado algunas buenas oportunidades. Pero en realidad había mucha gente como él. Les había ocurrido alguna cosa u otra, o habían hecho alguna estupidez. Y de pronto sus vidas ya no eran lo que ellos habían creído"
La apariencia de las cosas es una crítica social, donde nos veremos investigando el asesinato de una mujer. Dotada de una gran trama —bien construida y analizada—, como también de unos personajes que conocerás a la perfección dentro y fuera de su colectivo.

8 de febrero de 2019

Bastian (Sofía Ortega)

Título: Bastian
Autor: Sofía Ortega
Número de páginas: 474
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: Autopublicado
Lengua: Castellano
Año de publicación: 2019

Había una vez tres hermanos médicos a quienes llamaban «los tres mosqueteros», porque eran inseparables, porque se cubrían las espaldas, porque adonde iba uno los otros lo seguían y, sobre todo, porque los tres eran irresistibles... Bastian, el mayor, era el protector, el correcto, el que nunca sonreía... hasta que cayó en el embrujo de una nariz de goma con sabor a pomelo... Una condena... Un secreto... Una pasión innegable...

«Los Tres Mosqueteros» está compuesto por los hermanos Payne: Bastian, Evan y Kaden. Cuando eran pequeños, los tres encontraron a un perrito moribundo. Se lo llevaron a su gran mansión, lo bañaron, lo cuidaron y le dieron cobijo. Fue en ese momento cuando decidieron que serían médicos, personas dispuestas a darlo todo por la recuperación de sus pacientes.

Los tres trabajan en el mismo lugar, el Hospital General de Massachusetts. Bastian es el jefe de Pediatría; Evan, el de Oncología; y Kaden, el de Neurocirugía. Los hermanos son atractivos, exitosos y las mujeres suspiran por ellos. Pero hay una cosa que también tienen en común: ninguno ha encontrado el amor verdadero.

La primera parte de «Los Tres Mosqueteros», Bastian, nos relatará como el hermano mayor —el protector, el responsable, el correcto, el que jamás sonríe— se verá sumido en el hechizo de una pelirroja con los ojos turquesa.

“Había descubierto que sus eternas sonrisas poseían un toque de ahogo, como si pidiera a gritos ser rescatada de un tormento. Y Bas estaba más que dispuesto a salvarla”

Lo que más destaco de la novela es el personaje principal, Bastian. ¿Puede existir un personaje que sea perfecto, pero a la vez también sea imperfecto? Porque, sin duda, es la definición correcta para Bastian. Es un personaje que vemos evolucionar a lo largo de la historia, pasando por varias fases que nos provocará más de un suspiro.

Lo que menos destaco de la novela es un pequeño spoiler que surge a medida que vamos leyendo, que será crucial para la siguiente novela: Evan. No diré cual es porque, como he dicho antes, es un spoiler. Me hubiese gustado que la autora se lo guardase para el final, para que no fuese tan previsible.
“¿Todavía no te has dado cuenta de que yo soy feliz si estoy contigo? No me importa dónde, solo me importas tú a mi lado, nada más. Y te lo repetiré las veces que sean necesarios hasta que te lo creas”
Es el tercer libro que leo de Sofía Ortega y, en comparación con las otras novelas, esta ha sido mi favorita. Me encanta la historia de amor, que no es un flechazo inminente como las otras, si no que el sentimiento va cuajando poco a poco.

La pluma es sensacional, es como si te transportase a la piel de sus personajes para que las sientas en tus propias carnes. Su lenguaje es sencillo y directo. También es muy coloquial, sobre todo con el personaje de Evan, quien no es capaz de mantener el pico cerrado.

Si algo peca Sofía de sus novelas, son los capítulos largos. Aunque, en esta ocasión, apenas me he percatado de ello porque lo único que quería era continuar leyendo. Estaba enganchada desde la primera página, y no conseguí parar hasta terminarlo.
“La única belleza que ven mis ojos eres tú, y te aseguro que eres la mujer más hermosa que he conocido. Sobre todo con tus ropas de dibujo animado”
En cuanto a los personajes, Bastian ha sido mi favorito (creo que lo he dejado claro en lo que más destaco de la novela). Al principio, se origina un poco rechazo hacia a él por su comportamiento pero, a medida que vas leyendo, comprendes su situación. Además, es muy difícil lidiar con un sentimiento que nunca has experimentado.

Zahira es una chica sencilla, pero también complicada. Es una chica extrovertida, pero también introvertida. Es una chica educada, pero también se enfrenta a sus enemigos. Es una chica sincera, pero oculta su pasado. Zahira es una mujer atrapada en el cuerpo de una niña pequeña, una princesa que solo podrá ser rescatada por su príncipe embrujado.

Y, por último, los hermanos de Bastian —Evan y Kaden. Los tres son muy diferentes en cuanto a personalidad, pero entre ellos hay un vínculo indestructible. Y es una de las cosas que también me han gustado muchísimo de la novela, el amor entre hermanos es de lo más fuerte que existe.
“Y a mí me encanta el arcoíris, porque eso eres tú, Zahira. Los colores de mi vida”
Todavía quedan dos entregas más para finalizar la trilogía «Los Tres Mosqueteros». El próximo será Evan, una historia que estoy deseando leer porque este libro me ha dejado muy buen sabor de boca. Y tengo la suerte de ser una de las afortunadas que lo leerá como lectora cero, con lo cual me estreno en tal cargo y estoy súper contenta.
“Desde el primer día, desde que te tiré el chocolate me pareciste irresistible. No sé por qué, pero te sentí diferente. Como si te hubiera estado esperando siempre, como si fueras lo que necesitaba… Dice mi abuela que, el día que te conocí, me encontré a mí misma, que volví a ser la que era”
Bastian es la primera parte de «Los Tres Mosqueteros». Un libro donde nos presentan a los hermanos Payne pero, sobre todo, al mayor de ellos. Una novela sobre el poder del amor y de la familia, de personas que necesitan ser salvadas y de corazones que empiezan a latir después de tantos años sin palpitar.

1 de febrero de 2019

La melodía de la inocencia (Sofía Ortega)

Título: La melodía de la inocencia
Autor: Sofía Ortega
Número de páginas: 420
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: Autopublicado
Lengua: Castellano
Año de publicación: 2018

Dicen que los villanos no solo existen en los cuentos...Dicen que el pasado siempre vuelve...Dicen que Gonzalo Guzmán nunca deja un cabo suelto...Guille vive una monotonía gris y aburrida, sin sobresaltos, sin emociones, salvo las que siente al tocar el piano. A sus cuarenta y cuatro años, cree que el amor ya no llamará a su puerta, formar una familia no tiene cabida en sus pensamientos y su corazón late con más grietas de las que puede contar, aunque un casi atropello lo pondrá frente a una mujer demasiado joven, demasiado espontánea, demasiado italiana...Y cuando el gris se una al color para formar la obra de arte perfecta, una amenaza se cernirá sobre ellos. Una guerra de fichas de ajedrez se desatará. Las piezas están dispuestas, pero falta el jaque mate...

¡Atención! Contiene spoilers de la primera parte, Malditas las rosas.

Guillermo Ruiz es un explorador de cuarenta y cuatro años asentado en Madrid, trabajando como doctor en Historia Antigua en la Complutense con su compañera y amiga Helena. Guille lleva una vida sencilla, pero no le falta lo más importante para él: el amor.

Tras su ruptura con Laura, quien le rompió el corazón, se niega a enamorarse de nuevo. No cree que encontrará a la persona adecuada, hasta que una preciosa italiana de veintiocho años se pone en su camino.

Pero, hay algo más, y es que el villano Gonzalo Guzmán no permitirá que Guillermo sea feliz…
“Ambos contuvieron el aliento. La letra de la canción, la sensualidad de la melodía y estar completamente pegados ayudó a que el deseo que sentían el uno por el otro se impusiera por encima del miedo, de la rigidez y del apocamiento, hasta hacer que estos desparecieran”.
Lo que más destaco de la novela es la historia de amor. Sofía es una persona muy apasionada, y eso se refleja en sus tramas. Las primeras miradas, las sonrisas tímidas, los besos robados y ese sentimiento tan único que nace poco a poco.

Lo que menos destaco, al igual que me pasó con Malditas las rosas, es el flechazo inminente que nace entre los protagonistas. No soy una persona muy aficionada a los flechazos, pero también admito que no es un elemento que entorpeciera la trama.
“Te llevaría a mi cama ahora mismo y mandaría la cena a la mierda, pero no quiero precipitarme. Quiero que estés segura de mí, que me conozcas y que no salgas corriendo a no ser que sea en mi dirección”.
Esta la segunda vez que leo a Sofía Ortega y, en comparación con Malditas las rosas, hay una evolución muy notoria en su pluma. Se expresa mejor, los sentimientos son más intensos y los diálogos son más naturales si cabe.

Su pluma continúa siendo sencilla, pero es la mejor forma para que la historia te atrape. Yo no conseguía dejar de leer desde la frase «El rosa es de chicos, el azul es de chicas». Esta segunda parte me ha gustado más que la primera, y creía que sería difícil porque Helena y Martín me enamoraron en Formentera.

Aprovecho esta entrada del blog para anunciar su próxima novela, Bastián, que será la primera parte de la trilogía «Los tres mosqueteros». Bastián saldrá a la venta el próximo 4 de febrero en Amazon, tanto en físico como en e-book.
“Yo no planeé enamorarme de él. No sé dónde viviré mañana, pero no me importa el lugar si él está conmigo, como tampoco me importa que sea quince años mayor que yo. No será el abuelo de mis hijos, será su padre, el mejor que puedan tener”.
En cuanto a los personajes, Guillermo empezó siendo un gruñón aunque, teniendo en cuenta las circunstancias, lo encontré normal. Es una persona apasionada de su trabajo, como también está enamorado de la música. Tiene un pasado doloroso, que en parte será lo que le impida abrir su corazón de nuevo tras abrirlo con su ex pareja.

Chia es una persona risueña, amable y muy energética. Ama el arte, sobre todo crear esculturas con sus propias manos. Guillermo es su amor platónico desde hace años, y hará lo posible por retenerle en su vida a pesar de que éste la rechace constantemente.

Me ha encantado reencontrarme con Martín y Helena, personajes principales de Malditas las rosas. Pensaba que saldría poquito en esta historia, pero lo cierto es que han estado más presente de lo que creía. Me ha gustado ver como su amor no ha hecho más que crecer y que se siguen mirando tan apasionadamente como al principio, incluso con la pequeña alegría de por medio.
“Ese miedo que solo siente un padre cuando se da cuenta de que en la vida de su hija ha entrado su compañero, el verdadero, el que te roba el pedestal de héroe, porque el padre pasa a un segundo plano, nos guste o no”.
Me lo he pasado muy bien con la lectura de este libro. He reído a carcajadas con el abuelo de Chia, me he enamorado del corazón de Guillermo, me ha encantado la inocencia de Chia y he suspirado por Martín y Helena.

Como en la primera parte, también aparecerá una sub-trama de misterio con Gonzalo Guzmán. Un villano que, por mucho que intenten darle la espalda, jamás se dará por vencido hasta conseguir lo que quiere.
“Me devolviste a mí mismo, Chia, porque me perdí al morir mis padres y no sabía que estaba perdido hasta que te conocí. Y me enamoré como un loco. Chia, las personas tenemos el poder elegir, las decisiones nos marcan y yo te elijo a ti, para siempre”.
La melodía de la inocencia nos habla de la importancia del amor, de la familia y de que todo corazón roto puede volver a sentir con la misma fuerza e intensidad que un corazón sano.